Preguntas frecuentes

Tenemos respuestas

La miel no tiene una fecha de caducidad en el sentido tradicional de la palabra. En su lugar la miel tiene una fecha de duración mínima de alrededor de 2 años desde su envasado. Sin embargo, la miel puede seguir siendo segura para el consumo incluso después de esta fecha, conservándola en un lugar fresco y seco.

La cristalización es un proceso natural y no afecta positiva ni negativamente a la miel. Algunas mieles tienen más probabilidades de cristalizar que otras según su composición o la variedad floral de su origen. Si su miel se solidifica puede colocarla en un recipiente con agua tibia (baño maría) para devolverla a estado líquido sin dañar sus propiedades.

Una vez que realizas y pagas tu pedido, lo procesaremos y empaquetaremos lo antes posible con el máximo cuidado. Usamos servicios de paquetería reputados para garantizar la puntualidad y seguridad en tu entrega. Los plazos de entrega pueden variar según tu ubicación y solo son una estimación, ten en cuenta que a veces tenemos que cuidar de las colmenas.

Sí, ofrecemos la opción de rastrear tu pedido. Una vez que tu pedido haya sido despachado, recibirás un correo electrónico con un número de seguimiento. Puedes utilizar este número en nuestro sitio web o en el sitio web de la empresa de mensajería para rastrear el estado y la ubicación actual de tu envío. Esto te permitirá mantener un seguimiento en tiempo real de tu pedido y estar informado sobre su llegada

Desafortunadamente, al ser productos perecederos nuestras mieles, no aceptamos devolución. Pero si has tenido algún problema con el sabor, olor o textura de la miel contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte, buscar una solución y encontrar una manera de que disfrutes de nuestros productos.

¿Todavía no lo ves claro?

¡Te ayudamos por WhatsApp!
Pincha en el icono que sale abajo

Carrito de compra
¡Te atendemos por Whatsapp!
Escanea el código